lagunas Parque Nacional Huascarán

Cuatro bellas lagunas que debes conocer del Parque Nacional Huascarán

El Parque Nacional Huascarán es un paraíso rodeado de imponentes glaciares declarado como espacio natural protegido el 1 de julio de 1975, como Reserva de Biósfera en 1977 y como Patrimonio Natural de la Humanidad en 1985.

Cuando finalmente se reactive el turismo, actividades como el montañismo, senderismo, canotaje, ciclismo, rafting, etc. que se practican en grupos pequeños, nos permitirán volver a disfrutar de la naturaleza mientras se respeta la nueva convivencia.

Y es que de los diversos tipos de turismo que ofrece el Perú, el de aventura es ideal para volver a practicarlo sin poner en riesgo nuestra salud.

El Parque Nacional Huascarán se extiende en un área de 3400 km², comprendiendo 434 lagunas, 712 glaciares, profundos valles por encima de la región quechua y 41 ríos que alimentan las cuencas del Océano Pacífico y Atlántico, estas características hacen que sea uno de los parques más importantes del país en potencial hidrológico.

Aunque el Parque Nacional Huascarán cuenta con muchos lagos importantes, a continuación podrás conocer cuatro que deberías visitar al menos una vez en la vida:

Laguna Parón

Esta laguna se encuentra situada en la provincia de Huaylas, departamento de Ancash. Se ubica a dos horas de Caraz a unos 4,140 m.s.n.m.

Cuenta con una asombrosa extensión de más de un millón de metros cuadrados, lo que la hace el depósito natural de agua dulce más grande de la ‘Cordillera Blanca’.

En el lugar es posible acceder a un mirador, tomar fotos a la espectacular vista además de la posibilidad de realizar paseos en bote.

Laguna Rajucolta

Ubicada al este de la ciudad de Huaraz, sus bellas aguas turquesas se ubican a una altitud aproximada de 4,250 m.s.n.m.

Es una ruta menos exigente que la anterior, pero la recompensa es gratificante ya que el paisaje es asombroso. Además, desde la orilla de la laguna se puede observar el glaciar del nevado.

Laguna Llaca

La laguna se ubica aproximadamente a unos 4,470 m.s.n.m. dentro de la quebrada de Llaca, en el Parque Nacional Huascarán.

El agua que se encuentra aquí proviene del subsuelo y deshielos de nevados cercanos. En el lugar se pueden tomar fotografías de este maravilloso paisaje.

Laguna Cullicocha

Esta laguna es un depósito natural de agua de diferentes tonos turquesa. Se encuentra dentro del Parque Nacional Huascarán en la ‘Cordillera Blanca’. Se le declaró Reserva de Biosfera en 1977 por la Unesco y Patrimonio Natural de la Humanidad en 1985.

Es un lugar ideal para despejar la mente de la tensión de la ciudad y conectarse con la naturaleza, ya que se tratan de actividades con poca recurrencia de público.

En el futuro, si se desea realizar estas caminatas se recomienda llevar lentes de sol, gorras, protector solar, ropa térmica (casacas impermeables o buzo) y calzado de trekking. Además, se recomienda llevar agua y alimentos dulces.

Es importante recordar que cada uno es responsable de seguir y respetar los protocolos establecidos para hacer turismo bajo la nueva normalidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *