Perú: El enorme potencial turístico de la selva del Cusco

CUSCO, PERÚ. El potencial turístico de Cusco va más allá de casi todo lo que se conoce. Hoy, que se habla tanto del turismo ecológico, es necesario voltear la mirada hacia la selva de esta región, en el Bajo Urubamba, donde se encuentra uno de los hotspots de biodiversidad más importantes del mundo.

Con un millón 68 mil 881 de hectáreas de selva virgen, el Bajo Urubamba está ubicado en el distrito de Megantoni, donde apenas habitan 10 mil pobladores de comunidades nativas pertenecientes a las etnias yine y matsigenka que conviven con el medio ambiente en una zona que posee una riqueza única en todo sentido, pues además de la biodiversidad, en esta área también se encuentra el yacimiento de gas natural de Camisea, el más grande del Perú.

Programa de Monitoreo de la Biodiversidad

Es justamente el Programa de Monitoreo de la Biodiversidad (PMB) de Camisea el que se ha encargado de registrar innumerables especies para la ciencia y en su hábitad natural.

Gracias al uso de cámaras trampas, los investigadores lograron captar al felino más grande y majestuoso del continente: el jaguar, que llega a pesar 130 kilos y medir hasta 1.80 metros en edad adulta.

Con cámaras trampa que se activan de manera automática cuando un animal pasa por su rango de visión, se pudo detectar a un jaguar melánico caminando y a un macho y una hembra de pelaje normal apareándose alrededor de la zona de influencia de la planta Las Malvinas.

Con este trabajo se contribuye a la conservación de este animal y a la protección de la biodiversidad del Bajo Urubamba.

Lograr observar a esta especie en su hábitat natural es una tarea difícil y no existen muchos registros de ellos en libertad. De ahí la importancia de las observaciones realizadas por el Programa de Monitoreo de Biodiversidad a esta especie en la selva cusqueña.

PROGRAMA DE CAMISEA

El programa impulsado por Camisea, además de supervisar el impacto de las operaciones, estudia de manera permanente la biodiversidad de esta selva junto a científicos y miembros de las comunidades nativas.

En el Bajo Urubamba se puede encontrar muchas especies fascinantes. El PMB ha logrado documentarinnumerables especies, incluyendo una gran cantidad de insectos raros y coloridos, como: himenópteros (abejas), dípteros, scarabaeidae (escarabajos) y formicidae (hormigas), entre muchos otros. Los insectos juegan un importante rol en el ecosistema, pues son descomponedores, consumidores, predadores y parásitos.

A lo largo de los años, el PMB de Camisea ha contribuido con la identificación de 9 nuevas especies para la ciencia, la documentación de 2,200 terrestres y acuáticas; además del registro de 700 nombres de especies en lengua matsigenka, junto con sus denominaciones científicas.

En este programa, gracias a la iniciativa del Consorcio Camisea, participan 185 investigadores de universidades nacionales e internacionales y 250 co-investigadores locales del Bajo Urubamba, quienes registran las especies en su lengua nativa

Guido

Comunicador, especialista comunicación estratégica, comunity managaer, fotoperiodista de viajes, autor del libro "Más allá de los destinos".

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *